El color naranja cubre los cielos de España y Europa por la llamada Lluvia de Sangre

Calima España

La calima que cubre gran parte de los cielos de España al parecer podría comenzar a desaparecer desde el día jueves, según ha dicho la Agencia Estatal de Meteorología AEMET.

El polvo que se encuentra en la atmósfera y que procede del desierto de Sahara, ha sido impulsado por la borrasca Celia y ha coloreado los cielos de color naranja en gran parte del país, principalmente en las Baleares y la península. Zonas como Murcia, la Alhambra de Granada, la Alcazaba de Almería, y otras regiones como Andalucía, Extremadura, parte de Castilla-La Mancha, han tenido en sus cielos un gran número de partículas de arena, que convierten a las zonas en lugares difíciles de transitar ante un aire que se torna pesado y desfavorable.

Los componentes que vienen con la arena del Sahara

Otras informaciones relacionadas con el tema indican que las partículas de arena podrían contener algunos elementos químicos de plantas industriales, se encuentran al norte de áfrica, entre estas partículas podían estar presentes el níquel, el cromo y el Cesio 137, anudado a estos la lluvia de barro y polvo.

Para Túnez, Argelia y Marruecos el desarrollo tecnológico es importante; sin embargo, los residuos que son lanzados al aire y viajan a través de él terminan afectando principalmente la zona de la Península, haciendo que las personas inhalen el aire cargado, que sí bien, no tiene cantidades importantes de sustancias altamente nocivas, a la larga podrían resultar muy perjudiciales.

Según los datos de AEMET, en el año se produce este fenómeno por lo menos en un período de 14 días en la isla de Menorca, así como en Canarias, aunque en este último lugar no van acompañadas de precipitaciones.

Lo que dicen los expertos

Pierre Barbey, un biólogo y profesor de la universidad francesa de Caen y consultor científico, ha dejado conocer su opinión, donde dijo que las lluvias de barro, que al parecer se han vuelto comunes en muchas partes de España, pueden contener un isótopo radiactivo debido a la industrialización del Magreb.

Natalia Prass, investigadora del Centro Meteorológico de Izaña, señala que muchas veces este viento que está cargado de partículas y polvo también se encuentra con el aire contaminado de las centrales térmicas, donde se expulsan al aire partículas de carbón y elementos derivados de las refinerías petroleras, lo que aumenta mucho más el cóctel contaminante.

Se estima que esta nueva emisión que trae la borrasca Celia puede alcanzar Galicia y Asturias, luego de pasar por la franja costera entre Barcelona y Granada.

Una vez que las partículas que se encuentran en el aire sean alcanzadas por la lluvia, la precipitación se podría volver barro rojo, por lo que hay que esperar que el agua arrastre dichas partículas y la atmósfera se pueda limpiar.

Es importante tomar en cuenta que este fenómeno causa estragos en las zonas por donde pasa, ya que reduce notablemente la visibilidad, la respiración se torna pesada y puede producir severas alergias, por lo que las personas que sufren de crisis de asma o alguna afección respiratoria deben evitar la exposición a la calima o salir con protección como tapabocas y gafas de protección.

Subir

Usamos cookies propias y de terceros para analizar las visitas y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Más info